(Busca palabras en esta página)

 
 
ACNE | AFTAS | ALOPECIAS | CANCER DE PIEL | CICATRICES | DERMATITIS | ECCEMAS | LUNARES | MICOSIS DE UÑA | MICOSIS CUTANEA | PSORIASIS | ROSACEA | URTICARIAS | VERRUGAS GENITALES | VERRUGAS VIRALES

Tratamiento del Acné:

El tratamiento del acne es, de algún modo, artesanal debido a las características variables de la enfermedad y la susceptibilidad del paciente en cuestión. Sin embargo, delinearemos algunas pautas básicas, para lo cual consideraremos el grado de acné:
Para el acné de grado I, constituido por lesiones no inflamatorias se aconseja higiene cotidiana con jabones con detersivos suaves junto con la aplicación de sustancias que degraden e inhiban la formación de los comedones. Son medicaciones locales que “ablandan” a los comedones abiertos (puntos negros) y transforman al microquiste o comedón cerrado en la versión madura de esta lesión: el comedón abierto.
Cremas o geles con ácido retinoico 0,25 al 0,5 %, peróxido de benzoílo 4 al 10 %, adapalene, tazarotene y los hidroxiácidos (glicólico, mandélico, salicílico) son adecuados en esta instancia.  
Una vez transcurrido el tiempo prudencial de tratamiento (de 2 a 4 semanas) con el producto indicado, es de mucha utilidad enviar al paciente a la realización de limpiezas de cutis, donde la cosmetóloga procurará retirar mediante maniobras definidas los puntos negros y microquistes. Virtud al tratamiento de preparación, la manipulación para su extracción requerirá de mínimo traumatismo cutáneo.
Cuando las lesiones se tornan inflamatorias, pero son moderadas en número y tamaño (grado II), son útiles los preparados que combinan a algunos principios activos arriba enumerados con un antibiótico: eritromicina, clindamicina.  Se logra de este modo adicionar efecto antiinflamatorio al medicamento.
La cosmetología se ve mas limitada en su acción en estos pacientes. No es recomendable efectuar extracción de comedones por la irritabilidad y el posible agravamiento de la inflamación. Sin embargo, la “nieve carbónica” (hielo seco convenientemente mezclados con acetona, azufre y aplicados en máscara), descongestionan notablemente lesiones y la piel circundante.
Al agravarse la inflamación aparecen lesiones profundas a modo de abultamientos (nódulos) que escapan al efecto beneficioso de los tratamientos locales (grado III y IV)
Las lesiones nodulares requieren de tratamientos vía oral. Los medicamentos más utilizados son antibióticos de la familia de las tetraciclinas: minociclina, doxiciclina, limeciclina, clorhidrato de tetraciclina. La medicación se da por espacio de varias semanas a dosis variable, recordando que el efecto requerido a estos fármacos es el antiinflamatorio y no precisamente el antibiótico.
En mujeres es justificado el uso de anticonceptivos con especial diseño para el bloqueo del acné.
Lamentablemente el acné de algunos pacientes se mantiene rebelde a todo lo enumerado, tiene respuestas parciales o recaen rápidamente al disminuir los antibióticos orales. Ante esta instancia la medicación estelar es un derivado de la vitamina A, la isotretinoina. Es un medicamento con efectos adversos bien estudiados y con una efectividad notable.
El riesgo temible que conlleva el uso de isotretinoina es el embarazo en el transcurso del tratamiento. Así, deben ser extremas las medidas que eviten el embarazo durante todo el tratamiento y en los 2 meses que siguen a su conclusión.
Efectos adversos accesorios, en general, fácilmente controlados, son: sequedad de piel y mucosas, elevación de grasas sanguíneas, agravamiento del acné al inicio del tratamiento, caída de cabello, depresión, etc.                                 
Muchos pacientes dejan de tener brote de acné y su preocupación se centra en las secuelas resultantes: cicatrices y manchas.
Existen varias modalidades para el tratamiento de estas lesiones y es habitual que un paciente requiera de múltiples sesiones con diversas técnicas.
Peeling, dermabrasión, láser etc, son métodos complementarios que mejoran las secuelas del acné.

<...+ información sobre el Acné >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de las aftas:

El origen de las aftas es desconocido. Algunos pacientes adjudican a alimentos, estrés, traumatismos de la mucosa oral como desencadenantes.
Una vez que aparecen las lesiones se recomienda la realización de buches cada 4 a 6 horas. Un antiguo preparado se consigue mezclando en partes iguales leche de magnesia o Mylanta (antiácido) y jarabe de Benadryl (antihistamínico). Los buches se mantienen sobre las aftas unos minutos y luego se escupe. También se indica la preparación de corticoides en una base especial para ser mantenida en la boca sobre la lesión por períodos de tiempo prolongados.
El anestésico lidocaína en jalea aplicado localmente da confort al paciente en periodos de mucho dolor, por ejemplo durante la alimentación.
Algunas soluciones con compuestos de sales de zinc o diluciones de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) parecen ser de utilidad en algunos pacientes.
Para las aftas mayores (mas de 1 cm.), muy dolorosas y persistentes se puede realizar infiltración de esteroides en la base y periferia de la lesión a fin de acelerar la cicatrización.
Cuando las aftas mayores se tornan recurrentes se produce una notable perturbación de la vida del paciente. El dolor constante y la dificultad en la alimentación deben ponderarse en vistas de otras indicaciones. Específicamente debe considerarse la administración de corticoides sistémicos, talidomida, colchicina, etc.
La talidomida es una medicación con efectos adversos reconocidos por lo cual debe indicarse bajo un muy estricto control médico.

<...+ información sobre las Aftas >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de la alopecia androgenética:

La alopecia androgenética es la alopecia más popular.
Un sinnúmero de hombres en edades medias de la vida comienzan a notar debilitamiento y falta de cabello en regiones de frente y/o coronilla.
Las investigaciones han demostrado que el cabello de estas áreas tiene una estructuración tal que son sensibles al efecto destructivo de los andrógenos. El finasteride diluye el efecto nocivo de los andrógenos sobre el los bulbos pilosos por bloqueo de su acción.
Los beneficios del finasteride deben esperarse con latencia de algunos meses.
Tienen acción benéfica máxima en pacientes jóvenes (antes de los 40 años).
La duración del tratamiento es indefinida; en la práctica se postula su uso en tanto se objetive acción positiva.
Las manifestaciones adversas son poco frecuentes y escasas. Pocos pacientes notan disminución del deseo sexual, dificultad en la erección y descenso del volumen seminal. Si bien estos efectos son estadísticamente poco significativos, la reversión es completa al suspender la administración.
El minoxidil es una medicación que se usa localmente, en forma de loción. El modo de acción es poco conocida. Su aplicación en las alopecias surge en forma casual al experimentar con la droga en el tratamiento de la hipertensión arterial.
Se recomiendan 2 aplicaciones diarias de minoxidil al 5% seguido de un masaje suave.
Como con el finasteride, los defectos del minoxidil deben esperarse luego de algunos meses de comenzado el tratamiento.
Además de estas drogas existen infinidad de “recetas”, formales o no, que prometen el crecimiento del cabello. En su mayoría carecen del aval científico necesario.
La cirugía de implante capilar es la opción cuando el tratamiento médico no logra satisfacer las expectativas del paciente.
El implante consiste en la extracción de cabello de “áreas donantes” (generalmente región occipital) para ser implantado en lugares donde la despoblación de cabello es más manifiesta.
Las técnicas de repoblado capilar han evolucionado notablemente, consiguiendo cambios sorprendentes. 


Tratamiento de las alopecias femeninas:

La mujer sufre al igual que el varón un tipo específico de caída de cabello que responde al daño de los andrógenos.  
Este tipo de alopecia es, desde ya, mucho menos frecuente que la masculina y que los otros tipos de alopecias femeninas.
Al parecer estas mujeres padecen un defecto en el metabolismo de los andrógenos a nivel de cuero cabelludo. Esos andrógenos generan una lesión continuada sobre el bulbo piloso para, finalmente, ocasionar la desaparición del pelo.
El finasteride no debe utilizarse en la mujer fértil por los efectos nocivos sobre posibles embarazos. Los beneficios en la menopausia todavía no han sido debidamente evaluados. Por tanto, la terapéutica en el sexo femenino cuenta con más limitaciones.
Sí es ampliamente recomendado el minoxidil, pero a concentraciones menores a las que se administra en varones.
Sin embargo, la caída de cabello femenino responde con más asiduidad a causas como déficit alimentarios y trastornos hormonales.
Entre las carencias alimentarias, en especial la falta de hierro, es muy difundida.
Las pérdidas de hierro de cada ciclo menstrual combinadas con una dieta pobre en alimentos que contengan hierro, en formas de fácil asimilación por el organismo, generan un balance negativo del mineral.
Son, especialmente los derivados cárnicos, la fuente de aporte cualitativamente más importante para mantener equilibrado el delicado balance del hierro en la mujer.
Las alteraciones tiroideas son otra causa habitual de caída de cabello femenina. En ocasiones la perdida de cabello y/o la aparición de alteraciones (cabello seco, quebradizo, etc.) son los únicos síntomas de la alteración glandular.
Es indispensable la corrección del mal funcionamiento tiroideo, sin embargo, las correcciones del nivel de hormonas en sangre no siempre tienen una traducción paralela o inmediata del problema capilar.


Tratamiento de la alopecia areata:

La causa de la alopecia areata parece originada en alteraciones inmunológicas de naturaleza no del todo aclarada.
Se presentan como áreas redondeadas despobladas de cabello en cuero cabelludo, barba, cejas, pestañas etc. La localización más común es la de cuero cabelludo.
Son muy frecuentes en la infancia en la edad escolar. En estos pacientes el pronóstico es, en general, bueno.
En jóvenes y adultos la repoblación es más rebelde que en la infancia.
Ocasionalmente se asocian a otras enfermedades de etiología autoinmune (Ej.: enfermedad tiroidea, vitíligo, diabetes, enfermedades reumatoideas)
Es habitual que situaciones de estrés sean recabados en la historia clínica de algunos pacientes que sufren la enfermedad, considerando a este factor como un promotor del proceso alopécico.       
Muchos pacientes con alopecia areata pueden tener como signos acompañantes de su enfermedad cambios en las uñas como depresiones o estriado y despulimiento de la superficie. 
Existen múltiples tratamientos que promueven la dispersión o cambio de actitud de las células de la inmunidad que están lesionando a las estructuras capilares. Con ese fin, las lociones con corticoides, junto con antralina, difenciprona o minoxidil aplicados localmente son de uso habitual.
Cuando la respuesta es pobre se postula la aplicación de corticoides mediante la inyección directa en la placa de alopecia.
En muchos pacientes las placas alopécicas confluyen extendiendo la alopecia a gran parte o todo el cuero cabelludo (alopecia areata total).
La manifestación mas severa de alopecia areata consiste en la pérdida de la totalidad de pelo corporal: alopecia areata universal. Conlleva un pronostico reservado, en cuanto a su recuperación, por la gran rebeldía a los tratamientos y frecuentes recaídas.
Para los casos difíciles y de gran extensión se reservan tratamientos con corticoides, ciclosporina administrados por vía oral o la fototerapia con psoralenos. Todos ellos son tratamientos con potenciales efectos adversos que requieren del control médico estrecho.

<...+ información sobre las Alopecias >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento del cáncer de piel:

Como norma general la indicación primaria en cuanto al tratamiento de los tumores malignos de piel es la extirpación quirúrgica.
Cuando una lesión despierta la sospecha de ser maligna el dermatólogo procede a la biopsia con la intención de certificar el diagnóstico mediante el estudio de anatomía patológica.
La anatomía patológica compara los patrones de estructuración del tejido y células de la biopsia obtenida con patrones de crecimiento y morfología de los canceres cutáneos. El informe patológico no solo indica la presencia o ausencia de cáncer: cuando se confirma la positividad de tumor maligno en la biopsia se detalla el tipo y subtipo (Por Ej.  Melanoma nodular),  grado de invasión, además de una serie de datos relevantes a los fines elegir el mejor tratamiento y conjeturar el pronostico.
En el melanoma los protocolos de tratamiento dependen en gran medida de la extensión de la lesión. Melanomas que avanzan invadiendo la piel hasta una profundidad menor a 1 milímetro se consideran suficientemente tratados con la extirpación de la lesión mas 1 centímetro de piel clínicamente sana adicional. Es decir 1 centímetro de piel sana en longitud, ancho y profundidad desde los bordes del tumor. A esto se lo denomina “margen de seguridad” y trata de extirpar en forma preventiva células que pudieran haberse extendido desde el tumor hacia la piel, que a simple vista, aparenta estar sana. Una vez realizado este procedimiento nuevamente el patólogo deberá evaluar el material obtenido para confirmar la extirpación integra de la lesión.
Cuando la profundidad de invasión del melanoma supera 1 milímetro y hasta los 3, los márgenes de resección son mayores y además debiera de practicarse (dependiendo de la zona) el estudio del “ganglio centinela”.
Estudiar el ganglio centinela implica obtener, mediante cirugía, ganglios linfáticos del área de drenaje en donde se ubica el tumor. La presencia o no de células tumorales en esos ganglios, confirmadas por el patólogo, será usada para tomar conductas respecto de tratamientos y/o estudios adicionales a la extirpación. Para la mayoría de los tumores basocelulares la extirpación simple, con márgenes mínimos es suficiente tratamiento. Excepciones hechas a algunos tipos de basocelular  y/o áreas determinadas de piel en donde debieran eliminarse mediante técnicas quirúrgicas especiales por tener un potencial de invasión mayor.
Para epiteliomas basocelulares de tipo poco agresivo, pequeños y en áreas de bajo riesgo puede resultar suficiente la destrucción mediante criocirugía, electrocoagulación, radiofrecuencia, etc. El epitelioma espinocelular tiene una progresión que incluye la capacidad de dar metástasis. Peligro que no es verificable casi nunca con los epiteliomas basocelulares.
Es aconsejable, una vez confirmado el diagnóstico mediante biopsia, realizar la extirpación de la lesión con márgenes de seguridad variables de acuerdo al tipo y tamaño del tumor.
En algunos casos será necesario relevar los ganglios linfáticos correspondientes a fin de verificar la invasión por células tumorales, circunstancia que de ser positiva definiría la diseminación y la necesidad de instrumentar, al igual que en el melanoma, estudios y/o tratamientos complementarios. Para las queratosis solares se eligen en primer término los regimenes de tratamiento que generan destrucción del tejido como: criocirugía, radiofrecuencia, electrocoagulación, e incluso, la aplicación de sustancias químicas  o el curetaje de las lesiones. No es raro que deban realizarse tratamientos reiterados por reaparición de alguna lesión. Por tato, el control posterior a cada tratamiento debe ser la regla. Las queratosis solares son lesiones premalignas y pueden transformarse con el tiempo en epiteliomas espinocelulares típicos.

<...+ información sobre el Cancer de Piel >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de las cicatrices:

Para el tratamiento de las cicatrices se utilizan una serie de productos y procedimientos, sin embargo, no existe un método o fármaco que las solucione en forma completa.
No es posible lograr la desaparición completa de las cicatrices, pero hay métodos que pueden minimizar los vicios estéticos y/o funcionales que conllevan.
Para queloides y cicatrices hipertróficas se usa la infiltración (inyección en la cicatriz) de corticoides especiales que se repetirán cada 2 a 4 semanas. El número de sesiones se definirá de acuerdo a la respuesta evolutiva de la lesión.
Otra opción es la criocirugía, que consiste en congelar las lesiones por espacios de tiempos definidos. También se planean varias sesiones en las cuales además pueden realizarse infiltraciones de corticoides.
La radioterapia de la herida es un antiguo método y resulta una alternativa. Muchos médicos la evitan por los efectos adversos que puede generar.
Las siliconas, tanto en gel o membrana, parecen aportar mejoría tanto de la tonalidad como el grosor de queloides y cicatrices hipertróficas. Deben usarse varias horas al día y por algunos meses.
La cirugía está indicada en queloides de gran tamaño, sabiendo que es necesario complementar la extirpación con alguno de los métodos descriptos para evitar la repetición de una mala cicatriz. 
Hay una serie de drogas, que a modo experimental, son utilizadas. Hacen falta más estudios  que prueben la eficacia a mediano y largo plazo. Algunas son: interferón, 5 fluorouracilo, bleomicina, imiquimod, verapamil, etc.
Los cirujanos se enfrentan, frecuentemente, a la problemática de intervenir a pacientes que tienen tendencia a generar cicatrices hipertróficas o queloideas.
Es conocido que la tendencia a este tipo de cicatrización depende casi exclusivamente de particularidades de la piel de cada paciente, sin embargo, algunos procedimientos intraoperatorios y luego de la operación pueden ser útiles a fin de lograr una mejor cicatriz. En este sentido, las incisiones deben respetar orientaciones específicas siguiendo las llamadas “líneas de tensión cutáneas” a fin de minimizar la tracción sobre la herida.
La inflamación exagerada de la herida por infecciones u otras causas facilitarán la aparición de cicatrices anormales.
Si de todos modos se debe intervenir quirúrgicamente o realizar procedimientos que impliquen riesgo de mala cicatrización en un paciente que efectivamente genera queliodes, resultará conveniente la infiltración de la herida con corticoides durante el procedimiento de sutura o inmediatamente. También se indican medidas de compresión mediante curaciones, vendajes o mallas elásticas. La presión sostenida sobre la herida ayuda a evitar el proceso que provoca queliodes.
Para liberar a articulaciones o áreas anatómicas con movimiento se realizan cirugías que por su diseño suprimen descargan de tensión sobre la herida.  

<...+ información sobre las Cicatrices >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de la dermatitis o eccema seborreico:

La dermatitis seborreica tiene como agente desencadenante, entre otros causales, al hongo pitirosporum ovale; implicado también en la aparición de la caspa. Por tanto un tratamiento racional debiera ser el uso de antimicóticos. De hecho la aplicación de estas drogas en forma de cremas sobre el área afectada resulta de utilidad (ketoconazol, econazol, clotrimazol, etc.) Sin embargo, no en todos los pacientes podemos verificar el beneficio de este esquema de tratamiento.
Muchos pacientes no mejoran simplemente con antimicóticos y requieren del uso complementario de antiinflamatorios: específicamente corticoides de baja potencia como la hidrocortisona y/o combinaciones donde a esta droga se adiciona un antimicótico.
Incluso, pacientes con brotes intensos responden mejor a los tratamientos con antimicóticos orales (fluconazol, itraconazol, terbinafina).
Como muchas otras enfermedades de piel los brotes pueden guardar relación con estados de estrés.
Una terapia útil es la exposición solar, con las recomendaciones pertinentes de horario y tiempo en el que es seguro tomar sol. La radiación solar es un complemento interesante para el tratamiento de las dermatitis seborreicas más rebeldes o extendidas.
Existe en la actualidad una familia de fármacos con potente efecto antiinflamatorio que además carecen de los efectos adversos de los corticoides. Son el pimecrolimus y tacrolimus. Pueden ser algo irritantes sobre todo al inicio del tratamiento. Son una opción novedosa en los esquemas terapéuticos de la dermatitis seborreica

<...+ información sobre la Dermatitis Seborreica >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de los eccemas:

El dermatólogo debe establecer, en primer termino, el tipo de eccema que padece el paciente. Cuestión que en ocasiones resulta dificultoso debido a la superposición de caracteres de los diferentes procesos.
En las dermatitis por contacto es de vital importancia determinar cual es el elemento químico que genera el proceso. Una vez hallado el producto, se harán las oportunas recomendaciones para evitar el uso, o contacto en general.
Los brotes de lesiones poco extendidas se tratan mediante la aplicación de corticoides de potencias adecuadas al área corporal afectada.
Opcionalmente contamos con medicamentos más modernos que poseen caracteres que los diferencian de los corticoides, son: 
pimecrolimus y tacrolimus.      
Cuando las lesiones son extendidas es necesario administrar además antihistamínicos o incluso corticoides por vía oral.    
Si las lesiones se repiten cíclicamente y no es posible, mediante el análisis clínico, determinar el factor causal se deben realizar las “pruebas de contacto”. Estas pruebas “ponen en contacto” la piel del paciente con diversas sustancias para verificar cual de ellas desencadena eccema.
Las pruebas de contacto son especialmente requeridas a pacientes que trabajan en determinados ambientes laborales, dada la complejidad y número de sustancias potencialmente involucradas en el eccema.
El eccema atópico o dermatitis atópica tiene carácter hereditario y afecta a los pacientes desde la infancia.
Una característica constante de las pieles atópicas es la sequedad, que además, es factor desencadenante y agravante de los brotes de la enfermedad.  Por tanto la aplicación de cremas o emulsiones hidratantes es una necesidad permanente; al menos 2 veces al día. La hidratación cutánea reiterada mantiene a los pacientes atópicos con un menor número de episodios de enfermedad.
La mayor efectividad de la hidratación se consigue con la aplicación de los productos inmediatamente luego del baño diario.
Los baños se deben hacer con agua tibia y jabones que deben cumplir algunas especificaciones. Ocasionalmente se indican baños de inmersión con preparados de avena.  
Los corticoides, tacrolimus, pimecrolimus aplicados como crema sobre las placas de eccema son especialmente beneficiosos por disminuir el prurito e inducir la desaparición de las lesiones.
Cuando el eccema adquiere extensión se recurre a los antihistamínicos. El efecto sedación con que cuentan alguno de ellos proporciona descanso a la insaciable necesidad de rascado, especialmente en horas de la noche. En ocasiones se indica más de un antihistamínico al plan de tratamiento.
Las pieles atópicas son más vulnerables a padecer algunas infecciones virales y a portar un número aumentado de bacterias. Éste último hecho puede generar tanto resistencia a los tratamientos como ser desencadenante de episodios de reactivación de la enfermedad; situaciones que deben ser evaluadas en cuanto al requerimiento de proporcionar antibióticos.    
Existen casos rebeldes que requieren la complementación de fármacos que modifican la inmunidad disminuyendo las defensas. Su uso es restringido, pues requieren de controles estrictos. Se indican en brotes que abarcan áreas cutáneas extensas y que no mejoran con los tratamientos previamente descriptos.     
   
<...+ información sobre los Eccemas >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de los lunares:

En la mayoría de los pacientes es suficiente el control clínico de los lunares una vez al año. Sin embargo, en personas con gran cantidad de lunares o cuyos lunares tienen caracteres especiales es recomendable hacer controles con mayor frecuencia.
La profusión, de lunares en determinados pacientes, hace indispensable la toma de fotografías de áreas corporales con el objetivo de comparar cambios de aspecto que de otro modo pasarían inadvertidos.
Son especialmente necesarios los controles en aquellas personas cuyos familiares o ellos mismos han padecido cáncer de piel, y específicamente, melanoma.
Cuando los atributos de una lesión determinada sugieren posible malignización se procede a la extirpación. La técnica quirúrgica es sencilla y sólo requiere anestesia local. Se retira la totalidad del lunar, de ser posible, para inmediatamente realizar el estudio patológico con el que se certificará el carácter benigno o maligno.
Desde hace algunos años se ha modificado el hábito de extirpar múltiples lunares. Se hacían pocas consideraciones sobre los caracteres de las lesiones. Actualmente se considera la extirpación solo de aquellas lesiones que presentan alteraciones, básicamente definidas por la “regla del ABCD”


<...+ información sobre el Lunares >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de micosis de uñas:

Las enfermedades de uñas en general y las micosis (onicomicosis) en particular son de dificultoso y lento tratamiento. En los últimos años se ha producido un avance significativo en las terapias antimicóticos cambiando radicalmente la perspectiva del problema.Las medicaciones actuales combinan eficacia con menores efectos adversos, datos a considerar, dado que los tratamientos raramente son inferiores a los 3 meses.
Como norma general, las onicomicosis deben recibir tratamiento vía oral. Es decir, de ser posible, deben ser tratadas con drogas que se incorporen al torrente sanguíneo y lleguen a la uña desde la piel sobre la cual descansa la lámina ungueal (lecho de la uña). El motivo viene dado por el difícil acceso de los fármacos a este nivel: el grosor de la los tejidos y la poca permeabilidad de la lámina ungueal imponen una barrera a los antimicóticos locales.  
Los antimicóticos orales más usados son: terbinafina, fluconazol e itraconazol. Cada uno tiene alguna ventajas para tratamiento de una especie de hongo dado; para lo cual es necesario contar con un estudio antimicótico que la determine. 
Los regimenes de tratamiento dependen del antimicótico en cuestión.
En ocasiones se elige la combinación de fármacos para generar un efecto que adiciona  aptitudes destructivas frente a los hongos.
La duración del tratamiento es variable y depende de la velocidad de crecimiento de las uñas, edad del paciente, tipo de hongo, época del año etc.
Los pacientes de mayor edad requieren tratamientos mas prolongados. La circulación sanguínea en la tercera edad es dificultosa, llega de este modo menos fármaco al lecho ungueal dilatando la curación. 
Pacientes que padecen algunas enfermedades o que están bajo tratamiento concurrentemente con medicaciones como anticoagulantes, anticonvulsivantes, etc., deben ajustar la dosis de antimicóticos según parámetros específicos que serán determinados por el dermatólogo. Así, en ocasiones es recomendable evitar la administración por vía oral quedando como alternativa la utilización de lacas en cuya composición cuentan con antimicóticos como la amorolfina, ciclopiroxolamina, etc. También, localmente puede corresponder la aplicación de preparados con antimicóticos y sustancias que virtualmente “deshacen” a la lámina ungueal y logran el acceso directo del antimicótico al lecho de la uña.
Hay que conocer que los tratamientos locales pueden tomar tiempos mas prolongados para la curación que las drogas vía oral. 

<...+ información sobre Enfermedades de uña >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de las micosis cutáneas:

Las micosis cutáneas son de tratamiento relativamente sencillo en la actualidad. La aparición de modernos fármacos, con elevada eficacia, ha modificado los regímenes terapéuticos abreviando los días de tratamiento.
Para micosis en pies (pie de atleta), ingles y axilas una aplicación de cremas con terbinafina, miconazol, econazol, clotrimazol, etc., por espacio de algunos días resulta suficiente para la cura. Es cierto que la recaída es común en pacientes con esa predisposición, especialmente el pie de atleta, para lo cual algunos médicos recomiendan tratamiento preventivo cotidiano con polvos o spray.
Cuando el compromiso cutáneo es extenso se recomiendan, por tiempo variable, antimicóticos orales como la terbinafina, fluconazol e itraconazol. Todos fármacos con márgenes de seguridad amplios y notable eficacia. Sí es necesario tener presente la utilización concomitante de otras drogas (anticonvulsivantes, anticoaguantes, etc.) o enfermedades especificas para hacer la elección del fármaco mas adecuado y realizar el ajuste de las dosis.

<...+ información sobre las Micosis Cutáneas >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de la psoriasis:

El tratamiento de la psoriasis depende en gran medida de la extensión de la afección. En pacientes que presentan algunas placas, clásicamente en codos, rodilla, será suficiente la aplicación de preparaciones con vaselina salicilada, coal tar (alquitrán)  para retirar la descamación y/o crema con corticoides de mediana potencia.
Derivados de la vitamina D: calcipotriol y tacalcitol; de la vitamina A: tazarotene, y últimamente el tacrolimus son drogas mas modernas y de gran eficacia. Es muy útil el tratamiento combinado con corticoides.
Para cuero cabelludo y en casos leves será suficiente el uso de champúes con coal tar. Cuando el compromiso es mayor se indican lociones con esteroides, calcipotriol, coal tar y derivados salicilados que se aplicaran por la noche para proceder al lavado con el champú recomendado por la mañana.   
Se conoce que la radiación ultravioleta induce mejoría en la mayor parte de los pacientes con psoriasis. Dado que el sol  es una fuente de rayos ultravioleta, una de las recomendaciones es la exposición solar controlada.
Sin embargo, para lesiones muy extendidas se aconsejan tratamientos de “fototerapia o PUVA”. Son aparatos especialmente diseñados para la irradiación de un tipo especial de rayos del espectro ultravioleta, con la previa administración de fármacos que mejoran la eficacia de esos rayos: psoralenos. Los psoralenos son drogas que fotosensibilizan al paciente obteniendo un mejor aprovechamiento de la radiación administrada.
Para casos con marcada extensión, rebeldía a los tratamientos, compromiso articular se usan fármacos de variada gama que condicionan su administración a un control estrecho por el dermatólogo. Son medicamentos que modifican la inmunidad. Algunos como el metotrexate son utilizados desde hace décadas. Más novedosos son: acitretin, ciclosporina, micofenolato mofetil.
Las llamadas “terapias biológicas” son de muy reciente incorporación al arsenal terapéutico. Los estudios muestran tasas de recuperación alentadoras, perfilándose junto a la terapia génica como las más prometedoras.
Más allá de los tratamientos, es conocido que antiinflamatorios, sales de litio y fármacos de uso cardiovascular como los betabloqueantes puede inducir brotes o exacerbar la enfermedad. Del mismo modo, los traumatismos o el rascado enérgico son causa de aparición o mantenimiento de lesiones de psoriasis.
Clásicamente, la localización en cuero cabelludo es pruriginosa. Además, los pacientes generan un mecanismo de automatismo a modo de tic que consiste en el descostrado de las lesiones. Así el área traumatizada responderá generando más lesiones de psoriasis, reciclando la enfermedad.
Hay que advertir al paciente sobre esta característica de la enfermedad y la conveniencia de evitar el descostrado.
La psoriasis es una enfermedad donde parece tener gran influencia el estado anímico de los pacientes. Las situaciones de  tensión emocional y estrés en general provocan agravamiento o son disparadores de la enfermedad en pacientes predispuestos.
Pacientes con brotes extensos o con lesiones rebeldes deberían recibir tratamiento de apoyo psicológico.

<...+ información sobre la Psoriasis >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de la rosácea:

En primer término hay que considerar los desencadenantes o factores agravantes de esta enfermedad. El problema central en la rosácea es la congestión vascular, por tanto: cambios bruscos de temperatura, calor, sol, alcohol, alimentos y bebidas calientes o picantes, estrés y determinados cosméticos debieran evitarse.  
Medicamentos como el metronidazol al 0.75 o 1%; clindamicina 1% o eritromicina 2 % son de uso rutinario en todos los estadios de la enfermedad.
En períodos de mayor congestión varios preparados con extractos vegetales con propiedades antiinflamatoria y descongestiva aplicados en máscaras por algunos minutos logran aliviar el enrojecimiento y la sensación de calor, escozor. Con el mismo fin se utilizan soluciones salinas que se expenden en spray. Estos productos son mantenidos en la heladera para hacer uso de ellos en estado frío. Son de indudable practicidad, aunque menos efectivos que las máscaras.
Cuando la rosácea adquiere mayor inflamación aparecen pápulas y pústulas indistinguibles de los “granos” del acne. Localmente se indican preparaciones a base de ácido bórico, sin embargo, es necesaria la complementación de tratamientos orales con antibióticos que posean propiedades antiinflamatorias locales como las tetraciclinas (clorhidrato de tetracicliana, minociclina, doxiciclina).
El tratamiento con tetraciclinas se mantiene durante algunas semanas. Esto es, hasta bloquear la sucesión de pápulo-pústulas.
En momentos de mayor inflamación es aconsejable maniobras que agilicen el drenaje de líquidos  acumulados en el área afectada (drenaje linfático facial).  
En pacientes con mala respuesta a los antibióticos se indican tratamientos con un compuesto retinoide, derivado de la vitamina A: la isotretinoina. Esta medicación debe recibir un control estricto durante su uso por los efectos adversos que puede ocasionar.   
La progresión mal controlada de la enfermedad resulta en la formación de dilataciones de los vasos capilares llamadas telangiectásias. Para estas lesiones se recurre a la terapia láser.
La luz láser promueve la destrucción térmica de las malformaciones capilares con mínimo daño de la piel sana circundante.
En varones, especialmente, en etapas tardías de la enfermedad se produce fibrosis y engrosamiento de áreas faciales (nariz, mentón, frente etc.) con incremento del volumen de las glándulas sebáceas. Hay exageración de los poros cutáneos y la piel adquiere aspecto de “piel de naranja”. Todos estos cambios ocasionan aumento del volumen de los tejidos comprometidos.
Existe una gama de procedimientos con los que se obtiene remarcable mejoría de las lesiones. La radiofrecuencia, criocirugía y cirugía son reconocidas alternativas de tratamiento al disminuir la redundancia, remodelando el tejido. Otorgan al paciente una nueva fisonomía. 

<...+ información sobre el Rosácea >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de las urticarias:

Cuando fuera posible el reconocimiento del desencadenante (medicamento, alimento, frió, radiación solar, etc.) la primera medida a tomar es suspender la exposición y evitar la ingesta de aspirina u otros medicamentos sospechosos. Concomitantemente, para la mayoría de las urticarias, será suficiente administrar antihistamínicos.
Los antihistamínicos son drogas diferentes a los corticoides, por tanto es segura la administración incluso por períodos prolongados de tiempo.
Existen diversos tipos de antihistamínicos, varían tanto en el mecanismo de acción como en los efectos adversos. La sedación, somnolencia y disminución de reflejos son habituales en los fármacos más antiguos. Las drogas modernas poseen escaso o nulo efecto sedante, hecho a tener en cuenta en pacientes que requieren plena atención, como por ejemplo quienes conducen vehículos.
El tiempo de tratamiento debe supeditarse a la evolución del brote, sin embargo la suspensión precoz habitualmente genera recaídas del proceso.
En casos rebeldes y en la urticaria crónica se aconseja combinar antihistamínicos que posean distintos mecanismos de acción a fin de adicionar efectos.
Mas allá de la sedación que presentan algunos derivados, los antihistamínicos son drogas seguras en las dosis habituales. Sí, merece especial atención el uso en pacientes con glaucoma o hipertrofia de próstata.
Los corticoides son de escasa utilidad en el tratamiento de  la mayoría de urticarias. Su uso es controvertido. Se administran en un tipo especial de urticaria llamada “por presión” y en urticarias de reciente comienzo que comprometen áreas mucosas. Hay que tener en cuenta que la acción del corticoide comienza pasadas las 6 a 8 horas de su administración. Por este motivo, en emergencias como el angioedema con compromiso de la vía respiratoria, se usan drogas inyectables como la adrenalina por la necesidad de acción inmediata. En ocasiones, además es necesario practicar una traqueotomía de urgencia para evitar la asfixia.

<...+ información sobre el Urticarias >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de las verrugas genitales (HPV):

Las verrugas genitales son habitualmente consideradas enfermedades de transmisión sexual. Así ocurre en la mayoría de las veces, sin embargo, en algunos casos la vía de transmisión puede no ser la sexual.
Cuando las lesiones asientan en genitales externos femeninos se utilizan criocirugía, electrocoagulación, radiofrecuencia. También ácidos y resinas que bloquean la proliferación viral.
El Imiquimod es un fármaco novedoso que regula la inmunidad del paciente generando un proceso inflamatorio que destruye las verrugas.
Todos estos métodos también son empleados para lesiones en pene o área cercanas al ano.
Tienen la desventaja de provocar inflamación con las molestias consecuentes (ardor, prurito, dolor, enrojecimiento, sangrado, etc.) durante unos días.  
En la mujer es rutinaria la interconsulta al ginecólogo para verificar si el proceso además infecta genitales internos (vagina, cuello uterino). Hay que tener presente que alguno tipos de HPV están implicados con el desarrollo de cáncer ginecológico.
Cuando nos encontramos con lesiones del área perianal que recaen luego de múltiples tratamientos se debe sospechar la persistencia, a modo de reservorio, en localizaciones dentro del conducto anal.
Será el proctólogo el especialista adecuado a fin de confirmar la presencia de infección y realizar el tratamiento.
La problemática de salud pública que genera la infección genital del HPV ha motivado largas investigaciones a fin de controlar su propagación.
Actualmente en EEUU y Gran Bretaña se han aprobado vacunas que parecen prevenir el contagio de algunos tipos de HPV que con mayor frecuencia causan verrugas genitales y que están involucrados en el cáncer de cuello uterino y posiblemente anal.
Los alcances y beneficios a largo plazo de la vacunación no están aún completamente establecidos.
La vacuna tiene efecto preventivo. No es útil para el tratamiento de pacientes con la infección establecida. Por tanto, y hasta ahora, el grupo de pacientes en que parece tener una indicación mas precisa son las mujeres antes del inicio de la vida sexual.
Persisten dudas sobre el beneficio de vacunar a otros grupos poblacionales.

<...+ información sobre las Verrugas Genitales >

|______________________________________________________________________________ Subir

Tratamiento de las verrugas virales:

Las verrugas virales son infecciones causadas por virus de la familia del papiloma humano (HPV). Hay innumerables subtipos que generarán variadas formas clínicas de la infección.
Las verrugas virales vulgares (manos), periungueales,  plantares, filiformes, planas etc., no tienen tratamiento antiviral específico que las controle: no hay medicamentos que eliminen en forma específica al virus. Por tanto, los métodos actuales basan su poder en la destrucción del virus junto con la piel que invaden.
Los métodos destructivos son físicos: criocirugía (nitrógeno líquido), radiofrecuencia, electrocoagulación, láser, etc., y químicos: diversas sustancias ácidas o alcalinas en concentraciones adecuadas.
Generalmente los métodos químicos son más lentos y requieren del limado con posterior aplicación del compuesto diariamente sobre la verruga  por espacio de algunas semanas. Son de cumplimiento más tediosos aunque menos dolorosos que los métodos físicos. Se prefieren en caso de niños.
Las metodologías físicas pueden requerir anestesia previa a su realización, pero cuentan con la ventaja de ser más dinámicos en el sentido de no requerir aplicación diaria.
Aunque las formas de tratamientos son variadas, las verrugas suelen plantear el problema de la recaída. Este inconveniente es habitual e independiente del método elegido. Es probable que la repetición de verrugas corresponda, más que nada, a factores de predisposición del paciente. Además, tales factores son poco conocidos de modo que no es posible interactuar sobre ellos en forma efectiva para controlarlos.
Con algo de paciencia es común erradicar las lesiones rebeldes. Raramente se deba recurrir a mediaciones complejas como la bleomicina, retinoides o a la cirugía.

<...+ información sobre las Verrugas Virales >

ACNE | AFTAS | ALOPECIAS | CANCER DE PIEL | CICATRICES | DERMATITIS | ECCEMAS | LUNARES | MICOSIS DE UÑA | MICOSIS CUTANEA | PSORIASIS | ROSACEA | URTICARIAS | VERRUGAS GENITALES | VERRUGAS VIRALES
 
2007 © Consultorios-Xanas.com.ar | Sargento Cabral 876 . 3° piso . +54 11 4312 0921 . Retiro . Buenos Aires . Argentina | info@consultorios-xanas.com.ar
Quienes Somos | Información al Paciente | Tratamientos | Donde Estamos | Contacto ||||| Diseño: EMARGRAF